COMO LA COMMON PEOPLE | Sobre los desencuentros musicales

Por Celeste Napoleón.-
Uno: Es un manso desencuentro escuchar una canción en una película y que te reencante pero no podés descubrir de quién es ni cómo se llama. Esperás los créditos, buscás en YouTube, en Google, y nada… es un misterio.
Dos: Era una manso desencuentro del pasado que, al grabar un cassette desde la radio, el locutor o la locutora te arruinaran el final del tema. Para no sufrir, naturalizábamos y hasta empezábamos a cantar la canción sumando el pequeño fragmento.
Tres: Es un manso desencuentro musical que la persona que te gusta no escuche tu música, no sepa de la música que te gusta, te obligue a apagar tu música… Continúa leyendo COMO LA COMMON PEOPLE | Sobre los desencuentros musicales

COMO LA COMMON PEOPLE | Yo me conformo con el tilo

Por Celeste Napoleón.- El tilo ayuda. El tilo como arma.
Voy a dedicarte este insomnio, llevo varios fines de semana sin sentir angosto el espacio entre tu cuerpo y la pared. Voy a decirle a este cielo gris que su inestabilidad coincide conmigo.
Voy a decirles a los gatos que por favor no maúllen en celo, pues ya está bueno de seres que comen delante de nosotrxs, lxs humanxs pobres.
Voy a decirle a ella, que desde que vi su nombre sabía que mi batalla estaba perdida, ¡qué me importa! ¿Acaso para qué me ha sido dado este nombre etéreo?… Continúa leyendo COMO LA COMMON PEOPLE | Yo me conformo con el tilo

Sobre la “Common People”

Por Celeste Napoleón.- Una amiga me preguntaba “Cele, ¿por qué ese nombre que le has puesto a lo que escribís?”. Me pareció una buena pregunta, pues no mucha gente me la ha hecho. ¿Será que aún no logro el millón de seguidorxs y compartidas? Río sola.
Bueno, la historia es la siguiente. Amo mucho a una banda que se llama Pulp. Su cantante, Jarvis Cocker, a quien admiro un montón, compuso una canción llamada justamente “Common people”, inspirada en una compañera que había ido a estudiar a Inglaterra y que tenía padres millonarios. Él estudiaba Cine y ella Artes Visuales, pero la universidad tenía un programa que exigía que durante 15 días hicieran otra materia de alguna de las carreras, y así fue como ambos terminaron en Escultura. Durante un descanso fueron a tomar un café y la piba le dijo que quería vivir en Hanckey y ser como la gente “normal”, “común”. Años después, fantásticamente Jarvis retomaría esa pequeña historia para intentar darle una respuesta a ella, y explicarle por qué su deseo nunca sería una buena idea… Continúa leyendo Sobre la “Common People”

La juntadera de la no juntadera

Por Celeste Napoléon.- Ahora que releo el mito de Medea, y textos afines, en medio del insomnio producido por ese acontecer poco magnífico que llamamos en Cuyo “sueño cambiado”, pronunciado con una débil “d” y usado en frases como “Es que ando con el sueño cambiado”… Bueno, decía, ahora que releo Medea, puedo entender de lo que principalmente habla. Medea está rodeada de gente, la nodriza, el pedagogo, los niñitos, etcétera,  pero así y todo está sola… SOLA y lejos de su casa, y lejos de la ecuanimidad.
Hay mucha gente allá afuera que está rodeada de gente, y buscando todo el tiempo gente y más gente, pero en el fondo muy en el fondo, está sola, muy sola… Continúa leyendo La juntadera de la no juntadera

A veces soy tan superficial que…

Por Celeste Napoléon.- Hoy no quiero hablar de mis profundidades, hoy quiero hablar de las superficialidades pues no se puede andar por la vida así de pasional e intensitx siempre.
A veces está bueno relajar y bajar los termómetros filosóficos filosos y dejarnos acariciar por una pluma, una suave pluma con glitters y perfume Continúa leyendo A veces soy tan superficial que…

Amar lo simple

Por Celeste Napoléon.- Tener que descifrar, desentrañar, averiguar, leer en un código sólo comprensible para eruditos, Decodificar, ser comprensiva, ser empática, leer las líneas, leer entre líneas, leer el contexto, leer un texto en un contexto, resolver acertijos, unos crucigramas, laberintos repetitivos y monótonos, un verdadero laberinto de palabras que por más variadas que sean, empiezan o terminan con la misma frase, complejidad, ceguera, una frente de la que cuelga todo el tiempo un árbol que se tapa con su follaje Continúa leyendo Amar lo simple

Una fiesta de disfraces a la que no fui invitada

Por Celeste Napoleón.- Frágiles las certezas, frágiles las palabras, frágiles los vínculos.
He vivido una década en una fiesta de disfraces a la que no fui invitada.
He bebido los vinitos de la necesidad de ser necesitada, para perderme en el abismo de ser la copa descartable. La copa que se triza Continúa leyendo Una fiesta de disfraces a la que no fui invitada