Sobre los modos de habitar

Por Mauro Barchiesi.- ¿Cuánto dice de nosotros el lugar donde vivimos? ¿De qué manera ese habitar diario se relaciona con nuestras expectativas y exigencias para poder llevar a cabo una vida, o parte de ella? ¿Cómo se va amoldando al paso del tiempo ese cobijo que permite que podamos desde ese lugar proyectarnos hacia el “afuera”? Una casa, una cabaña, el vagón de un tren, un contenedor, una casa rodante, un habitáculo temporal… Cada lugar que es habitado define en gran medida cómo las personas se relacionan entre sí y con el entorno que las rodea.
¿Cuánto de lo que pretendemos como lugar para vivir es impuesto por un imaginario que nada tiene que ver con nuestras exigencias reales? Y, por otro lado, ¿cuánto debería adaptarse al territorio habitado este habitáculo, considerando todas las ventajas que aporta el clima, como así también responder a las inclemencias propias de cada estación?… Continúa leyendo Sobre los modos de habitar

Dibujar

Por Martín Rusca.- Hace 9.400 años en lo que hoy es la Patagonia, puntualmente en el cañón del río Pinturas, un grupo de humanos comenzó a pintar, sobre una serie de cuevas, escenas de caza y de su vida diaria. Distintos sexos y edades se ven plasmadas en impresiones de manos. Animales, seres antropométricos y formas geométricas aparecen diseminados en distintos colores superpuestos durante una interesante cantidad de años. Para ser más precisos, las últimas impresiones están datadas en el 3200 AP, o sea, que las ilustraciones en la pared dialogan entre sí por un periodo de 6.200 años. Los mismos guanacos, las mismas personas, los mismos ritos y las mismas maneras de contarlos durante un periodo de tiempo que supera el de nuestra historia occidental. No solo eso, sino que las últimas ilustraciones no tapan las primeras, sino que las complementan, las completan. Imaginen poder escribir en un pergamino o en la misma pared en la que escribió un habitante de la antigua Mesopotamia y que podamos hablar de las mismas cosas. Hoy voy a hablar de dibujar, al revés de lo que hago generalmente… Continúa leyendo Dibujar

Ojos que nos dicen

Por Gretel Freidemberg.- Silencio nocturno, paz, silencio oscuro. A lo lejos se escucha el soplo del viento zonda que ha decidido permanecer por varios días como si la naturaleza se convulsionara frente a los hechos que nos conmocionan. Y en mis pupilas se graba la frase “su manera directa de mirar”. Silencio y más palabras: burkas, pasamontañas, paliacates que tapan la boca… Al instante dejan de serlo para transformarse en imágenes, en escenas, en luchas, en fuerzas, en voces. Sí, exacto, ¡eso es! Voces que se hacen visibles a través de la fuerza de una mirada. Una mirada que no sabe de fronteras, que trasciende culturas y lenguajes. Unos ojos que nos miran y nos dicen: ¡aquí estamos, no pueden silenciar nuestras voces!
Los recientes hechos de Afganistán, la violencia de las imágenes que irrumpen nuestra cotidianeidad, la infinita tristeza que nos traspasa y, al contrario de su mirada, nos deja mudos. El silencio se ahonda y me pregunto: ¿qué mundo les dejamos a nuestros pequeños? Pienso en Irina, mi sobrina. ¿Y qué rol tiene la Arquitectura en este contexto?… Continúa leyendo Ojos que nos dicen

¿Dónde estoy? ¿Quién soy? Cuestiones espaciales

Por Mariana Bollati.- ¿Quién sería Batman si hubiese vivido en las Bahamas en lugar de Ciudad Gótica? ¿Quién sería el Sr. Splinter si hubiese crecido en una choza de la selva del Amazonas en lugar de las alcantarillas de una ciudad? 
Cada vez son más lo estudios que confirman con precisión que los entornos en los que vivimos influyen en nuestras decisiones y en nuestra personalidad. 
En el Reino Unido, científicos de la Universidad de Bath han realizado recientemente una investigación que lleva en parte de su título las preguntas: ¿Dónde estoy? ¿Quién soy? Y es que se basa en la influencia que tiene el espacio sobre nosotros. Proponen que además de otros factores, los procesos mentales están vinculados al movimiento y a la percepción y que las propiedades del entorno social y físico nos modifican. La interacción con el espacio afecta las perspectivas del yo social y emocional… Continúa leyendo ¿Dónde estoy? ¿Quién soy? Cuestiones espaciales

Habitar el oasis

Por Mauro Barchiesi.- Quien ha transitado por Mendoza, probablemente haya descubierto algunos elementos que no suelen estar en todas las ciudades o asentamientos urbanos. Árboles, canales y veredas que acompañan las vías de circulación y como límite visual lo construido, la arquitectura. Todo en conjunto formando un gran tejido, la ciudad habitada. Las acequias, esas zanjas entre la calle y el árbol, donde más de una vez algún turista distraído termina adentro, nos hace entender que estamos en un territorio particular.
Túneles arbolados, veredas anchas, jardines delante y en el fondo de las casas, parques y plazas dando sentido a toda una intención fundamental, “desarrollar la vida dentro de un entorno hostil, árido. El oasis, esa pequeña porción del territorio que representa el 3% de toda la superficie de Mendoza y donde vive el 95% de la población… Continúa leyendo Habitar el oasis

Hacer visible lo invisible

Por Gretel Freidemberg.- Jueves 22 de julio de 2021, aproximadamente 11 am. Escucho la radio porque me gusta la compañía que me hace mientras trabajo, me recuerda las largas noches de tablero y, sobre todo, me trae a la memoria esas mañanas con papá, quien tenía la hermosa costumbre de fiel oyente al comenzar el día con el mate al lado.
En fin, dejo de bucear en las profundidades de la memoria, y mientras me dispongo a comenzar con el trabajo diario en la “ofi”, mate mediante, escucho la entrevista a Nacho Levy en el programa “Perros de la calle”, quien habla de hacer visible lo invisible. Autodefinido como una cuerda vocal más de la agrupación La Poderosa, Nacho cuenta sobre la experiencia de la organización, enfoca sus palabras en visibilizar los problemas que afectan gravemente a sectores de la población, la autogestión como respuesta y la demanda de políticas públicas que resuelvan el acceso a la vivienda, los derechos humanos… Continúa leyendo Hacer visible lo invisible

Memoria en la ciudad

Por Martín Rusca.- Una imagen vale más que mil palabras… Eso me enseñaron como arquitecto, eso aprendí como ilustrador.
En 1987 un artista instala en Hamburgo un monumento contra el fascismo, un pilar cuadrado de 12 metros de alto revestido en plomo, e invita a la población a marcar sobre el metal su opinión acerca de la guerra. Se escriben opiniones a favor y en contra, se graban nombres de víctimas, dibujos, frases, un exmilitar le pega 9 balazos. Todo parecía estar dicho hasta que alguien se percató de que su mensaje había desaparecido. Lo que nadie sabía era que la obra se estaba hundiendo. Jochen Gerz, el autor, había instalado un mecanismo para que el monumento descienda en la calle a razón de 2 metros por año hasta desaparecer, cosa que ocurrió en 1992. Hoy el monumento es una tapa imperceptible en el asfalto. Gerz había hecho desaparecer el monumento para que no desaparezca. Hoy quiero hablar de la memoria, de la palabra y de arquitectura… Continúa leyendo Memoria en la ciudad

Retrospectiva de una neociencia: neuroarquitectura

Por Mariana Bollati.- Según el calendario juliano, el año 1543 empezó en lunes. Esto no tiene ninguna importancia, me gustó el dato. Me imagino siendo una señora italiana de esa época, en una casita cerquita de Trento, Italia. Sentada en una silla de madera, imitación barata de la klismos griega. Escuchando a un delirante por la calle decir que en el futuro será posible manipular a las personas a través de los espacios, y yo pensar: ¡Non so di che cazzo stai parlando! Pero si mi yo del futuro pudiera aparecerse ante ella, me diría: ¡Sí, señora, será posible y no es cosa del futuro, está por suceder enfrente de sus narices!
Y es que la neuroarquitectura ha sido usada para persuadir, muchos siglos antes de saber su influencia y poder medir el impacto en nosotros… Continúa leyendo Retrospectiva de una neociencia: neuroarquitectura

Habitar la calle

Por Mauro Barchiesi.- Ese acto tan regular y cotidiano que es salir del espacio privado y pasar a lo público, encontrarnos con esa porción de terreno angosto pero ilimitado. Ese espacio que da forma a nuestros desplazamientos dentro del territorio y que a medida que crecemos y nos hacemos como sociedad permanece ahí, tan inmóvil y diferente.
¿Cómo cambia, en la medida que pasa el tiempo, la manera en la que usamos el territorio? ¿Qué sucede con esa visión particular que nos da el habitar cuando crecemos? Esa permanencia que nos convierte en grandes conocedores de un lugar comienza a dispersarse y, como resultante, ya no prestamos tanta atención a esos detalles, a esas sensaciones de plenitud, como lo hacíamos en nuestro territorio inmediato cuando pequeños. Simplemente pasamos y recorremos aceptando lo que sucede como si nada pudiésemos hacer, ni siquiera nos preguntamos si podría ser de otra manera. El habitar cotidiano se convierte en un simple recorrido… Continúa leyendo Habitar la calle