COMO LA COMMON PEOPLE | Yo me conformo con el tilo

Por Celeste Napoléon

(N° 16 de la serie “Como la common people”)

El tilo ayuda. El tilo como arma.

Voy a dedicarte este insomnio, llevo varios fines de semana sin sentir angosto el espacio entre tu cuerpo y la pared. Voy a decirle a este cielo gris que su inestabilidad coincide conmigo.

Voy a decirles a los gatos que por favor no maúllen en celo, pues ya está bueno de seres que comen delante de nosotrxs, lxs humanxs pobres.

Voy a decirle a ella, que desde que vi su nombre sabía que mi batalla estaba perdida, ¡qué me importa! ¿Acaso para qué me ha sido dado este nombre etéreo?

Volando me iré con mi escoba al misterio de los sueños, donde quizás encuentre respuestas que aclaren allí donde la luz se pierde.

Se extinguen las velas, veo los ojos…

La lluvia se entretiene musicalizándolo todo.

Me armaré de tilo y yuyajes, las flores del jardín me van a curar a mí, no a vos, porque la que cayó del techo fui yo.

Me imagino a más de un solitario y más de una solitaria viendo películas yogurt, películas cachondas, películas independientes, películas de terror, malas películas, incomprensibles películas… aburridas películas, filosóficas películas, interrumpidas películas, lloviosas películas (la mala señal)… A los que les interrumpen las películas, deseo, muchachis, no sea en vano.

Envidiemos “sanamente” a quienes en vez de tener pastillas tienen hachís, ese del estilo “andá que no te levantás”… Yo, yo me conformo con el tilo.