OPINIÓN | La sociedad de la reproducción

Por María Teresa Canelones Fernández.- No elegimos nacer, pero agradecemos la vida. Hay quienes no. La biología argumenta que fue nuestra elección competir entre millones de espermatozoides y ganar la carrera, y las religiones presentan a Dios como un voyerista que observa en primera fila la devoración de los sexos y solo bendice el acto de haber una fecundación.
La ciencia inocula la “competencia” y la religión una teoría romántica concluyente que desestima historias, contextos y experiencias humanas partiendo de realidades inamovibles, y aunque muchas tengan que ver con altas dosis de amor sentimental y de proyección familiar, otras no responden a un deseo de concepción, sino de satisfacción y placer, como un hecho natural de la vida.
Tener relaciones sexuales, más allá de ser una necesidad fisiológica, emocional y psicológica, también es una “decisión”, y las enfermedades y los embarazos no planificados una posible consecuencia. Sin embargo, en el siglo XXI, la Iglesia Católica sigue estando en contra de los métodos anticonceptivos y las enfermedades de transmisión sexual continúan siendo informadas como fenómenos sociales aislados que solo pueden afectar a homosexuales y a quienes mantienen relaciones abiertas. Asimismo, el aborto seguro y legal es rechazado cuando la lógica de esta práctica implica un acto de responsabilidad en un mundo cuyas sociedades se reproducen por costumbre y tradición… Continúa leyendo OPINIÓN | La sociedad de la reproducción

OPINIÓN | Históricas

Por Rocío Zamarbide.- Media sanción al Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el Congreso, y vuelvo a recordar aquel 14 de junio de 2018, cuando los movimientos feministas logramos que por primera vez se debatiera y aprobara en la Cámara baja el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Ya no teníamos que escondernos. El Estado había empezado a visibilizar esta problemática que nos afecta a las mujeres cis y a los varones trans, que suelen ser aún más vulnerades que nosotras cada vez que pisan un hospital y deben someterse a la medicina estrictamente biologicista y sin perspectiva de género.
Además quiero traer datos relevantes al presente, como los que nos aporta el censo de 2010 en Argentina, que demostró que 2 de cada 100 adolescentes de 14 años fueron madres durante ese período. En la actualidad, 10 años después se calcula que son 300 las adolescentes que se convierten en madres por día en el país. La mayoría de esos embarazos no fueron planificados y muchos de ellos fueron producto de abusos sexuales intrafamiliares. Pero a esa seguidilla de derechos no garantizados y pisoteados, incluido el derecho a la educación sexual y reproductiva, se suma la presión social del entorno debido a limitaciones ideológicas y, por supuesto, al aborto clandestino, que jamás salvó una vida. Solo nos condena a morir en manos de métodos arcaicos, inhumanos, y alejadas de la salud pública, que al estar ausente, nos sumerge en la vergüenza y el estigma. Principalmente a las mujeres de bajos recursos, que no pueden negociar su decisión, ni el valor de la autonomía de sus cuerpos… Continúa leyendo OPINIÓN | Históricas

OPINIÓN | El tackle del pueblo a la élite

Por Rocío Zamarbide.- En la última dictadura cívico militar desaparecieron 220 deportistas, de lxs cuales 151 eran rugbiers. ¿Cómo es que desaparecían rugbiers? ¿Se puede ser rugbier y subversivo al mismo tiempo en Argentina? Claro, pero el precio a pagar para estos jóvenes de la década del 70′ fue muy alto.
Militar por causas sociales y pertenecer a las familias más pudientes del país no podían ir de la mano. Quienes se atrevieron a traspasar los estigmas estructurales que se construyeron sólidamente en los barrios bacanes, fueron desaparecidos por la Concentración Nacional Universitaria (CNU), una organización terrorista de ultraderecha vinculada a la Triple A.
Ahora, después de varias décadas, entendemos que la mayoría no han podido romper las paredes del country para penetrar el diverso mundo clasemediero y que las excepciones a ese conjunto de imitadores del poder ideológico que pregona el odio tienen que soportar sentirse incluidas cuando escuchan que los rugbiers son violentos… Continúa leyendo OPINIÓN | El tackle del pueblo a la élite

LA CASA COMÚN | 4. “La política de la escucha”

Por David Cepero.- La casa  o lugar de la política es la construcción del bien común, lo cual requiere transformar realidades y por ende superar resistencias que se explican en el sostenimiento de algún privilegio. Pensemos en procesos de reformas como ley del voto femenino en la Argentina, ahí la resistencia vino de un grupo que planteaba que la mujer tenía un rol muy importante en sostener la crianza, “los afectos”, el hogar, por ende, no debía inmiscuirse en la “cosa pública”. ¿En dónde estaba la resistencia en realidad? en sostener en un grupo de varones el privilegio de intervenir y decidir los destinos de la cosa común. La resistencia, era un privilegio propio de la cultura machista.
Lo que aparece en común en todo avance hacia el bien común, es la resistencia de una minoría (poderosa) por no perder un privilegio. Lo escribo de otra manera: la existencia de privilegios en una comunidad, es la expresión del camino de bien común que resta transitar… Continúa leyendo LA CASA COMÚN | 4. “La política de la escucha”

OPINIÓN | Marcelo Torrez no es un cínico

Por JP Carballo.- Cuenta la anécdota que Diógenes, el filósofo cínico, estaba panza arriba, al lado del tonel en el que vivía, y el soberbio Alejandro Magno, conquistador de Grecia, atraído por su fama, se puso delante de él y le dijo: “Pídeme lo que quieras y te lo daré”. Y Diógenes le contestó: “Que te corras, porque me estás tapando el sol”.
Para los filósofos cínicos, la virtud y los valores eran un mito: todos los seres humanos son unos miserables y no se les debe respeto. Esto puede llevarnos a pensar que Marcelo Torrez es un cínico. Su forma de ensuciar la educación (el único ámbito en que el capitalismo se permite depositar alguna esperanza de mejorar el mundo) conduce a una visión de la realidad donde todo es escoria, lucro, ventaja, egoísmo. Los maestros, que deberían enseñar valores, son unos vagos que quieren plata de arriba… Continúa leyendo OPINIÓN | Marcelo Torrez no es un cínico

OPINIÓN | Chile: un triunfo que se gestó en las calles

Por Bautista Franco.- El pueblo chileno ha votado una resolución histórica. Nunca antes un proceso “democrático” en ese país tuvo una participación similar. El #Apruebo ganó en las urnas con un 78,27%, una expresión contundente de la voluntad popular. El gobierno de Piñera estableció el plebiscito cuando ya le era imposible esquivar el debate, como una forma de dilatar el conflicto social, buscando que las reivindicaciones cayeran nuevamente en las urnas y se descomprimiera la tensión social. Sin embargo, el plebiscito mismo fue entendido por la población como un triunfo producto de la lucha que durante un año no se detuvo ni un segundo… Continúa leyendo OPINIÓN | Chile: un triunfo que se gestó en las calles

OPINIÓN | Guernica: tierra tomada

Por Bautista Franco.- Más de 2.500 familias toman tierras en el partido de Presidente Perón en Buenos Aires. A lo largo y ancho del país se suceden de forma constante en estos días una serie de tomas de tierras que son el reflejo de una problemática social estructural, más que acciones espontáneas y particulares.
El derecho a la propiedad privada, que es defendido por muchos a palos y patadas, no es para todos. El derecho a la vivienda digna es rechazado y olvidado en función de la defensa de los intereses de unos pocos capitales privados que están más interesados en la instalación de countries y otras mañas en tierras “sin valor”. 
Desde hace muchos días se vive, entre las chapas y nylons de la toma, una tensión constante: la Policía de Buenos Aires, que hasta hace unos meses era el golpismo encarnado, amenaza con el desalojo. La Justicia espera hasta último momento para entrar con “las fuerzas” o entablar diálogo según cuánta gente está “bancando la toma”… Continúa leyendo OPINIÓN | Guernica: tierra tomada

GALERÍA | “¡La Wiphala se respeta, carajo!”

Hace casi un año, en Bolivia, eran comunes las escenas de fanáticos religiosos quemando Wiphalas, o de policías y militares arrancándolas de sus uniformes, o de dirigente políticos ocultándolas y alzando la Biblia para bendecir la “democracia”…

Había que acabar con los símbolos, pensaban, aunque no lo decían. Bolivia es de los blancos o, al menos, de los no tan indios, también pensaban, y tampoco lo decían. El racismo, por absurdo que pueda parecer, existe, también en Bolivia, y no solo proviene de pieles blancas… Continúa leyendo GALERÍA | “¡La Wiphala se respeta, carajo!”