Una marea sobre el asfalto

Por Bautista Franco.- El siseo de las voces, las doñas caminantes, los bombos que a veces están cerca y otras veces lejos, una olla que suena aguda al golpe de un cucharón, un pájaro, una bocina… Hace unos días marché con las organizaciones de desocupados, reclamando comida y trabajo. 
Hasta la Casa de Gobierno hay varias cuadras, no sé cuántas, el calor se vuelve agotador y los aires se crispan por los cortes. Era de mañana. Vi a un hombre en su camioneta último modelo lanzarse hacia la columna profiriendo insultos, pero un dejo de humanidad lo hizo detenerse antes de hacer algo de lo que se arrepentiría… Continúa leyendo Una marea sobre el asfalto

Los cuentos de Madreselva Tango Bar: Elogio de la Mentira

Por Horacio Silva.-

—O usted está rematadamente loco, o es un rematado cínico.
—¡Pero no, viejo! No lo digo yo; lo dijo Mark Twain, en 1880… lo conoce, ¿no? Y tiene vigencia universal, como el «Cambalache» de Discépolo…
—Cómo no lo voy a conocer…
(El insólito diálogo tiene lugar en una de las mesas de Madreselva Tango Bar, un cafetín de mala muerte ubicado en las cercanías del arroyo Maldonado. Los protagonistas: el guapo Canaveris y el tape Comoifusa)… Continúa leyendo Los cuentos de Madreselva Tango Bar: Elogio de la Mentira

CRÓNICA | El día que se llevaron el mandala

Por Mayrin Moreno Macías.- El día que se llevaron el mandala estaba como para tomarse una birra al aire libre. Hacía sol, el cielo estaba despejado y la temperatura era muy agradable. Al llegar a la Rotonda del Mapa, justo cruzaron una señora y su hijo camino a la heladería: “Pedimos los helados y vamos a ver el mandala, antes de que lo quiten”.
Insisto en lo bonito del día: gente caminando, señoras con gafas oscuras conversando, un hombre metido en un auto haciendo fotos y una grúa con dos personas desinstalando una obra que agonizaba desde el mismo momento de su colocación… Continúa leyendo CRÓNICA | El día que se llevaron el mandala

Paula Toledo todavía

Por Bautista Franco.- Nuri Ribota sale del edificio ilustre, blanco, grande. Se agarra de un bastón de aluminio que parece más alto que ella. Su cuerpo está golpeado  por los años que han pasado, por la desidia, por la bronca. La llevan sus familiares del brazo, nadie sabe si la sostienen por la edad o como señal de apoyo, pero no se dice nada, todos quisieran sostenerla.
En el exterior un pequeño grupo de manifestantes, o podría decirse de personas que esperan en actitud de protesta, están pintando remeras, aguantando el calor, mirando de reojo las vallas que levantó la Policía más temprano. Las horas han sido eternas. Nuri camina a paso cansado y hombres y mujeres se levantan y se acercan a la mujer vieja de anteojos que con voz cálida les agradece: “Paula se merece que estemos acá, que sigamos por ella”… Continúa leyendo Paula Toledo todavía

CRÓNICA | Las damas de la noche

Por Humberto Márquez.- Otro cuento buenísimo, pero esto fue en Reporte. Yo dirigía La Noche, un encarte de 8 páginas centrales que salía los sábados, después fue dominical…
Ajá, pero el cuento es que me dio por entrevistar a una meretriz y me fui para un burdel que quedaba subiendo de Plaza Venezuela a la Libertador, un poquito más arriba del Cordon Bleu, no recuerdo el nombre pero era famosísimo… Llegué y pedí mi whisky, todavía no era ronero, los Vollmer todavía serían unos carajitos y ni pensar que haríamos el Club del Ron…
Total que me acompaña en la barra una puta argentina bellísima y empezamos a conversar. Al tercer palo le cuento a lo que iba, pero yo mismo le dije: “No joda, olvidemos esa vaina”… La conversación giraba en torno a Borges, nunca vi a nadie que recordara con tanta precisión “Tlön, Uqbar Tertius” y “Casa Tomada”, de Cortázar. Así pasaron las horas, llegaban sus clientes porque estaba tan buena que atendía por citas, iba a lo de su polvo y volvía a mi barra con Bioy Casares y Silvina Ocampo, que si “los que aman, odian”, incluyendo historias inéditas de la pareja… Continúa leyendo CRÓNICA | Las damas de la noche

CRÓNICA | La nostalgia de apretujarse

Por Bautista Franco.- El encierro pandémico me ha hecho nostálgico de cosas de la vida cotidiana. Desde el mate con amigos a las juntadas bestiales, todas pegajosas, en lugares pequeños, en cumpleaños, en los bares, en las casas…
El otro día una amiga –Julieta se llama– me contaba que extrañaba los recitales de rock, no la música en sí, que ahora escucha con más alevosía y en mejor calidad de audio gracias al parlante nuevo que se compró, sino el contacto social, el pogo, la violencia, cagarse a piñas con un montón de tipas y tipos, todos drogados, sudados y mal tatuados con las letras de bandas que tocaban más o menos parecido a como sonaban en los discos que vendían… Continúa leyendo CRÓNICA | La nostalgia de apretujarse

CARIBE DISTÓPICO | Marzo: el peor mes de nuestras vidas

Por Marlon Zambrano.- ¿Algo cambió? No sé, supongo que sí. El otro día intenté llegar a la terminal de pasajeros de donde parte el autobús que me traslada a mi hogar, y fui espantado por unos hombres embutidos en trajes blancos, disparando desde unos armatostes guindados sobre sus espaldas unos potentes chorros que iban barriendo las calles, barandas, vehículos
estacionados, paredes, gentes… Continúa leyendo CARIBE DISTÓPICO | Marzo: el peor mes de nuestras vidas

CALIBÁN NEWS | Atilio o copla de un bello fracaso

Por Rúkleman Soto.- Esta no es la historia del reguero de desgracias y desastres que Jaime (el toro, y también Lusinchi, da lo mismo) dejó en aquél período, sino la crónica de cómo nuestro querido amigo, el negro Atilio, se convirtió en el principal conjurado de uno de tantos atentados contra Jaime, que terminaron por otorgarle al toro una especie de consanguinidad mítica con el minotauro Continúa leyendo CALIBÁN NEWS | Atilio o copla de un bello fracaso