José de San Martín y su nombramiento como gobernador intendente de Cuyo

Por María Elena Izuel.- José de San Martín fue designado gobernador intendente de Cuyo en 1814.  Temiendo un ataque realista desde Chile por el sur, solicitó el apoyo de fray Inalicán para parlamentar con los indígenas, por el gran ascendiente que este poseía sobre los nativos, ya que siempre se había preocupado por el bienestar de sus hermanos, tratando de que los blancos cumplieran las promesas que les hacían, que eran muchas, y la mayoría de las veces solo servían para aprovecharse de los indígenas amigos… Continúa leyendo José de San Martín y su nombramiento como gobernador intendente de Cuyo

La vida oculta de la cacica María Josefa Roco

Por María Elena Izuel.- Nació, tal vez, en 1766, en las tolderías del Campanario, donde vivían tribus pehuenches provenientes de Chile, que habían cruzado la Cordillera y se habían establecido al este de la misma, en la zona de Malargüe actual.
Sus padres eran caciques: él era el cacique Roco, muy valiente y capaz, y su madre la cacica Güentenao. Ambos habían tenido 3 niñas y un varón. Él, como era costumbre entre los caciques de la tribu, tenía varias esposas y muchos hijos. Estos eran los menores… Continúa leyendo La vida oculta de la cacica María Josefa Roco

“Zona de Obras”, de Leila Guerriero

Por @lecturamalandra.- Uno tiene sus amuletos, es así. Soy poco o nada supersticiosa pero cada vez que me siento perdida, recurro a mi I Ching personal: Zona de obras, de Leila Guerriero.
Hay un par de textos que me devuelven el gusto por las palabras, el ánimo para volver a enfrentarme a la página en blanco y unas piedritas en el morral para cuando el ego de periodista se empeñe en vociferar… Continúa leyendo “Zona de Obras”, de Leila Guerriero

El seductor encanto de la frutilla

Por Msc. Miriam Macías.- La Fregaria vesca, llamada comúnmente frutilla o fresa, es un género de plantas rastreras estoloníferas de la familia Rosaceae. La frutilla es un fruto de color rojo brillante que seduce la mirada, su intenso aroma evoca el placer y su jugo dulce recrea el paladar.
Las frutillas son fuente de vitaminas del grupo B (B2 o Riboflavina, B3 o Niacina, B5 o Ácido Pantoténico, B6 o Piridoxina, B9 o Ácido Fólico), C, A, E y K.  Además, son ricas en minerales como hierro, magnesio, potasio, calcio, fósforo, manganeso, cobre y silicio. Al respecto, el Dr. Russell Trall expuso que “son una excelente fuente de vitamina C, mejor aún que los cítricos, porque estimulan el sistema inmunológico y protegen el organismo de virus, bacterias”. Su aporte de vitaminas A y E protege contra la acción de radicales libres, impidiendo el envejecimiento de las células… Continúa leyendo El seductor encanto de la frutilla

“Teléfonos / White trash”

Solo una foto fue necesaria para cambiar el destino musical argentino: la foto que Timy Mckearn le envió en 1980 a su amigo Luca en Londres. Esa imagen de las sierras cordobesas bastó para seducir a Prodan, el hijo del mundo, del punk, del rock y del reggae, para venir a la Argentina. Germán Daffuncchio y el bocha Sokol serán la excusa perfecta para armar Sumo en 1981, al que luego se agregaron Diego Arnedo, Roberto Pettinato y Ricardo Mollo Continúa leyendo “Teléfonos / White trash”

«La Crónica», de Martín Caparrós

Por @lecturamalandra.- Si los libros fuesen herramientas, este de Caparrós sería una sierra. Una de esas manuales: larga, delgada y de bordes dentados, que en su aparente sencillez es capaz de seccionar una realidad con un corte exacto, desde las afueras hacia el centro, deslizándose por dentro sin prisa y sin piedad.
La primera vez que leí a Caparrós, yo daba mis primeros pasos como reportera de política en una agencia. Para mí, que veía todo con una suerte de respeto monástico, la prosa de este hombre fue un aguijón. Lanzó su veneno para decirme que para escribir bien había que leer mucho y a los mejores, que una buena crónica no es una apología ni un recetario de palabras con ribetes, que debía buscar siempre la fórmula distinta para contar y que, si la encontraba, la usara y después rompiera el molde. Que no vale repetirse ni quedarse quieta en primera, que las entrevistas requieren de una artesanía y que mirar no es un don, sino una tierra que se cultiva con terquedad. Y que a veces no da frutos… Continúa leyendo «La Crónica», de Martín Caparrós

“¡La Wiphala se respeta, carajo!”

Hace casi un año, en Bolivia, eran comunes las escenas de fanáticos religiosos quemando Wiphalas, o de policías y militares arrancándolas de sus uniformes, o de dirigente políticos ocultándolas y alzando la Biblia para bendecir la «democracia»…

Había que acabar con los símbolos, pensaban, aunque no lo decían. Bolivia es de los blancos o, al menos, de los no tan indios, también pensaban, y tampoco lo decían. El racismo, por absurdo que pueda parecer, existe, también en Bolivia, y no solo proviene de pieles blancas… Continúa leyendo “¡La Wiphala se respeta, carajo!”