Dietética para personas con artrosis

Por Msc. Miriam Macías
Especialista en Terapias Naturales

La artrosis u osteoartritis es una enfermedad degenerativa articular caracterizada por la destrucción del cartílago hialino que recubre las superficies óseas. Este cartílago es un tejido que hace de amortiguador al proteger los extremos de los huesos, además de favorecer el movimiento de la articulación.

Los signos y síntomas de la artrosis incluyen: rigidez, pérdida de sensibilidad y flexibilidad, dolor en las articulaciones afectadas durante o después del movimiento e hinchazón.

Los alimentos que se deben consumir con moderación son las carnes, sobre todo la de cerdo, embutidos, grasas, fritos, pan blanco, productos de pastelería y confitería, helados, bebidas gaseosas, azucaradas, alcohólicas y café.

Los alimentos recomendados en casos de artrosis son: requesón, nata, yogurt natural, mantequilla, pimientos rojos, huevos, hígado, salmón, atún fresco, aceite de hígado de bacalao, mejillones cocidos al vapor. Además, hortalizas y frutas. Cereales integrales como arroz, trigo, maíz, cebada, avena. Asimismo, legumbres: lentejas, garbanzos y frijoles.

Otras recomendaciones a considerar cuando se padece artrosis son: tomar alimentos y bebidas calientes o naturales, nunca frías; evitar el frío, la humedad y las corrientes de aire; tomar un poco de sabor picante, ácido y salado, y evitar el dulce y el amargo; saborear, masticar y ensalivar bien las comidas; no beber ningún liquido con las comidas, sino antes o dos horas después.

Prescindir poco a poco de la leche o tomarla mínimamente, sustituyéndola por
leche de soja o por alguna infusión. Hacer un semiayuno una vez a la semana con verduras, frutas y ensaladas. Las frutas se deben consumir preferiblemente a media mañana o a media tarde, nunca después de las comidas, y comer cada vez una sola variedad.

Tomar moderadamente el sol, evitando las horas de máxima radiación. Aunque haya dolor, es bueno moverse, caminar todos los días. Dos o tres veces al día hacer respiraciones lentas y profundas durante 10 a 15 minutos.

Si un día tiene mucho dolor, lo mejor es el calor seco, por ejemplo, un paño
calentado previamente o una bolsa de agua caliente envuelta en una toalla.

artrosis1