Un festival increíble en el corazón de la Villa

Reconectar con el arte y la naturaleza fue posible. Nos dejaron el corazón explotado de tanto amor y entrega. Alma y cuerpo se hicieron uno. Fue una manifestación de música, ritmos y alegría pura. Todas las presentaciones fueron increíbles: Juan Efraín con su guitarra, los «ahre» y el fuego de Rústico, la escena de Facu Muñoz y Les Muñé, Maxi Guiñazú y la Grupa, la voz mágica de Bruno Pinto, las letras voladoras de Juan Farré, los sonidos espirales de Mudra, la energía de La Ponde, Macoli Colkin y Pinky Fun…, como increíble la elegancia de Coco.

Primera parte
Fotos: Mayrin Moreno Macías
Segunda parte
Fotos: cortesía Festival Cultura Increíble