Cómo se verá el cielo de enero

Por Jaime García
Instituto Copérnico

En enero tendremos al cometa Leonard aún visible con binoculares, los planetas al anochecer y buenos objetos para apreciar en el cielo nocturno del verano.

Cometa c/2021 A1 (Leonard)

El cometa es aún visible con su bella y extensa cola y su núcleo menos brillante pero todavía notorio. Para ubicarlo tenemos que dirigir nuestros binoculares o pequeño telescopio hacia la constelación del pez austral. En la imagen se lo observa tal cual estaba la noche del 4 de enero. En las noches subsiguientes irá ascendiendo hacia Piscis Austrinus (el pez austral), constelación en que destaca la estrella Fomalhaut.

enero1El cometa c/2021 A1 (Leonard) el 4/1/22 a las 22:24

Planetas

En cuanto a los planetas, Venus ya no será visible porque estará pasando por su conjunción inferior con el sol, mientras que Mercurio adquirirá su mayor altura en el crepúsculo vespertino del 7 de enero. Saturno y Júpiter continuarán visibles en el anochecer, mucho más próximos al horizonte que en el mes anterior.

Disfrutar de las noches oscuras

La noche más oscura del mes será la del 2 de enero pues la Luna nueva es a las 15:35 de ese día, pero también tendremos oscuridad en el cielo en los últimos días del mes, pues la siguiente Luna nueva será el 1 de febrero a las 2:48. Así que podemos preparar nuestros binoculares y telescopios para apuntarlos hacia los objetos difusos del cielo nocturno.

enero2El cielo de enero mirando al este

Esta región del cielo se caracteriza por lo profuso en cuanto a cúmulos galácticos. En Canis Major además del muy notable M41 destacan NGC 2360 y 2345, todos accesibles a pequeños telescopios de 6 a 8 cm de apertura. En la constelación de Monoceros, formada por estrellas de poco brillo, encontramos M50, NGC 2335, 2232 y 2343.

enero3M41 en Canis Major

Dos nebulosas aparecen asociadas a sendos cúmulos: Rosetta alrededor de NGC 2244, y la nebulosa del Cono NGC 2264. Finalmente, la espectacular nebulosa asociada a la estrella variable R Monocerotis, la nebulosa variable de Hubble NGC 2261.

enero4Nebulosa variable de Hubble NGC 2261

Dos cúmulos globulares cada uno en las constelaciones asociadas con animales. En Lepus (la liebre) está M79 y en Columba (la paloma), está NGC 1851, objetos para telescopios de 10 cm o más de apertura.

Pero no vamos a dejar de insistir en la posibilidad de ver las tres nebulosas más bellas y notables del cielo que se disfrutan en todo el verano: M42 la de Orión, la Tarántula en la Nube Mayor de Magallanes y la de Eta Carinae.

enero5El famoso puñal de Orión con su bella nebulosa M42
enero6El cielo de verano mirando al sur con las Nubes de Magallanes
enero7La nebulosa Tarántula en la Nube Mayor de Magallanes
enero8La Vía Láctea austral con Eta Carinae justo al centro de la imagen
enero9Nebulosa de Eta Carinae

Finalmente, no nos podemos olvidar de la Luna que pasará por su fase llena el 17 de enero a las 20:49.

enero10

Otro mes para disfrutar del cielo nocturno.