Kartografía de nuestras cuerpas

Por Mónica Díaz Serrano

Hace unos años me diagnosticaron endometriosis, me operaron tres veces y al final me hicieron una histerectomía total que me dejó una gran cicatriz vertical en el vientre que me hacía sentir insegura, estaba tan preocupada por mi apariencia que no podía ver que gracias a esa cicatriz estaba viva.

Cuando me acepté y entendí que no tenía que gustarle a nadie más que a mí, ni cumplir con los estándares de belleza establecidos por el patriarcado, empecé a planear este proyecto que por fin se hizo realidad.

REFLEXIÓN

Empecé con una reflexión sobre la construcción ideológica de MUJER hecha por el patriarcado, que con esa voracidad por conquistar la otredad, inventó una categoría absoluta y natural que la define por su apariencia y funciones, es decir, que el concepto MUJER es un signo cuyos significados son:

Espacio político: esclavitud, violación, propiedad, territorio de conquista.

Reproducción: madre, santa, cuidados, sacrificio, obligación.

Inferioridad: diferente, débil, dependiente, invisible, ignorante, salvaje, loca, histérica.

Objeto sexual: mercancía, deseo, placer masculino, entretenimiento, explotación, pornografía.

Inspiración masculina: musa, mitología, irreal, belleza, perfección, universalidad.

Complemento: amor romántico, mitad.

Instrumento: conocimiento, experimentación.

Estos significados afectan a nuestras cuerpas –SÍ, CUERPAS– porque es una forma de apropiarnos del lenguaje que invisibiliza y de generar incomodidad, pero además porque no son los cuerpos del patriarcado sino NUESTRAS CUERPAS DE MUJERES RESIGNIFICADAS.

Así surge esta iniciativa que busca transgredir la concepción universal de MUJER, mostrar y reivindicar a las mujeres que habitan y redefinen SUS CUERPAS desde las fronteras de la diferencia.

INTERVENCIÓN

Las mujeres que quieren participar me envían fotografías de sus cuerpas y sus heridas[1] para que haga un collage que se apoya en las historias y sentipensares que comparten para ABRIR LA MEMORIA, para sanar, para construir desde la experiencia de NOS-OTRAS, defender los territorios-cuerpas, luchar por la dignidad, por reconocer y redefinir las diferencias y las historias ocultadas e ignoradas.

PASTE UP

Escribí Kartografía con K DE OKUPA porque es un movimiento radical que se apropia, primero, de una vivienda: NUESTRA CUERPA, y segundo, del espacio público configurado por y para hombres, a través del paste up.

Esta ACCIÓN COLECTIVA DE RESISTENCIA es para transformar nuestras realidades, para repensarnos juntas, desaprender y aprender a LEER NUESTRAS CUERPAS a partir de las tonalidades de la rabia, el dolor, el miedo y el re-conocimiento; para ver las intersecciones que se desarrollan a partir de la resistencia a las violencias y a las dominaciones de género, sexualidad, raza, clase, etnia, color de piel, edad, etc., para entonces poder TRAZAR RUTAS Y CONSTRUIR PUENTES que nos permitan ver y ubicar a las mujeres y a sus cuerpas diversas de manera plural y en constante transformación, desde distintas situaciones, procesos, temporalidades y espacios geográficos.

Si quieres participar y compartir tu sentipensar, ¡escríbeme!

Correo electrónico: kartografiadenuestrascuerpas@gmail.com

Sitio web: www.kartografiadenuestrascuerpas.com

Instagram: @kartografiadenuestrascuerpas


[1] Lo que nos lastima la mente, el corazón y la cuerpa por la colonización y el patriarcado: color de piel, estrías, lonjas, vellos, estatura, discapacidades, enfermedades, cicatrices, golpes, estereotipos, tradiciones, ideologías, etcétera.