Espirales

Por Federico Mare
Imagen portada: “Spiral In, Spiral Out”, de Helen Klebesadel (acuarela, 2011)

La vida –como la historia en la que ella se halla inmersa– nunca es del todo lineal. Pero tampoco es del todo cíclica. Es lo uno y lo otro a la vez. Ni progreso indefinido a lo Voltaire, ni eterno retorno a lo Nietzsche, sino, más bien, corsi e recorsi, es decir, idas y vueltas, avances y retrocesos, como lo entendía Vico.

Ese movimiento pendular o bascular de marchas y contramarchas jamás resulta ser –aunque a primera vista lo parezca– mecánicamente repetitivo, sino siempre dialécticamente novedoso. Los recorsi de la vida, igual que los de la historia, jamás son, por fortuna, una vuelta a foja cero. Y cada nuevo corsi, por mucho que se asemeje al que lo precedió, siempre acontece en un nuevo escenario, bajo una nueva constelación de circunstancias en virtud de las cuales su itinerario y desenlace forzosamente han de tener, a la corta o a la larga, elementos significativos de innovación (también Vico lo creía así).

Ni el trayecto vital de las personas, ni el trayecto histórico de las sociedades, son lineales. Tampoco son circulares. Ambos, en su incesante devenir, van trazando espirales. Sólo que a veces, inmersos como estamos en el frenesí de la corriente, tardamos en darnos cuenta de ello, o en aceptarlo.

Spiral In, Spiral Out_Helen Klebesadel_acuarela