Pamela Hübbe y el gesto de la pincelada en la biblioteca popular Mariano Moreno

Por Mayrin Moreno Macías

La tinta china la sorprende. Esa es la técnica que Pamela Hübbe siempre elige para pintar y que ahora quiere compartir a través de “Tinta”, un seminario en el que unirá la modalidad virtual y la presencial durante tres meses en la biblioteca popular Mariano Moreno.

―En el programa propongo unir modalidades, en parte porque es lo que nos pide este contexto, pero también porque en el caso de Tinta, me parece importante que cada unx encuentre su espacio-tiempo íntimo y personal para la práctica. Lo presencial es necesario para compartir todo eso que vamos explorando, conocernos, proponernos, para crear nuevos diálogos y aprender de la experiencia compartida. El seminario propone el aprendizaje específico de una técnica, pero también y, sobre todo, otra perspectiva en relación al acto de pintar. El planteo está muy alejado de los objetivos y conceptos académicos, con otra apertura, otra predisposición y un enfoque integrado con la filosofía. En cuanto al contenido, si bien tiene mucho de la pintura oriental, integra también lo cercano como motivo, la observación, técnicas lúdicas, y busca un desarrollo de la expresión propia mediante Tinta. Tendremos tres encuentros presenciales y de práctica en la biblioteca Mariano Moreno; la parte virtual es mediante videos que proponen actividades semanales. Esas actividades y las consultas las compartimos a través de un grupo de WhatsApp en un horario acordado. La idea es completar esta experiencia con una exposición o muestra de trabajos para la comunidad ―dice Pame.

―¿Cómo describes lo que sientes al utilizar la tinta china?

―Cada material propone diferentes maneras de trabajar, la tinta china en sí misma contiene un enorme proceso de transformación y un juego de estados de la materia, se trata de negro de humo o polvo de humo. Desde esas resinas atravesadas por el fuego, ahora corre como un río a través del agua sobre un papel y, lejos de dibujar algo, se atreve a la sutil sugerencia y a la mutación constante. Por su utilización a través del agua, adopta diferentes densidades y transparencias, es sutil, fuerte y sugerente. La técnica está basada en no hacer todo, no completar, no cerrar, no corregir ni tapar, no manipular por completo. Se busca el proceso, la práctica constante para lograr la expresión, el trazo único, el gesto de la pincelada. El blanco o espacio no pintado es tan importante como la pincelada, se juega un equilibrio constante.

 

Encuentros

Pame abrazó el arte. Cada día de su vida lo dedica a explorar cada partícula de ese inextinguible fuego. Este tiempo de pandemia para ella estuvo cargado de aprendizajes, miedos y rupturas. “Creo que desaprendí mucho más, fue un tiempo de romper, manchar, decidir qué y cómo. Lo personal, lo artístico y lo laboral me sucede todo mezclado y cada vez más. También fue un tiempo de tener muchas ideas, de escribir, redactar proyectos y llenar miles de convocatorias para seguir trabajando”, dice.

Actualmente continúa trabajando en proyectos escénicos colectivos: “2020” de SIN FIN; “Agüita de Lluvia”, con la compañía Limbo Jazz; “La Quitapena”, que es una obra de teatro popular que estrenará en noviembre con el elenco 4 de Corazones. También está en un proyecto personal de teatro físico llamado SUMI (tinta), que estrenará en septiembre en formato virtual.

Además participó, en conjunto con Silvia Chiavetta ―Fundación Liliana Bodoc―, Silvina Juri ―EDELIJ―, Analía Garcetti y Rosana López, en el festejo del Día Provincial del Libro Infantil y Juvenil para homenajear a la escritora Liliana Bodoc.

―¿Cómo te sentiste? ¿Qué ideas rondaron por tu cabeza?

―Este 2021 Liliana Bodoc nos llevó en tren y realmente ha sido un viaje muy emocionante y poético. El festejo tuvo diferentes formatos a partir de la selección del cuento “Cuando San Pedro viajó en tren”. Participé realizando las ilustraciones que llegaron a las bibliotecas populares junto con una actividad para hacer la lectura con las infancias. Además, actué para un material audiovisual, realizado a través del Canal Acequia, en el que el cuento es leído por más de 30 voces infantiles y juveniles. Me hace muy feliz el encuentro y trabajo con mujeres que admiro muchísimo, fue emocionante ver cómo se construye el tejido de ideas y trabajo con mucho amor y cuidado.

―La consigna de la actividad era “¿qué llevarías de tu barrio o pueblo en tu equipaje?”…

―Yo me crie en Malargüe y llevo ese cielo en mi equipaje, es el cielo más grande que he visto, las siestas silenciosas, la escuela, el campito de la esquina. Pintar esas escenas del cuento fue como volver a estar en esos lugares y momentos.


SEMINARIO TINTA

Desde septiembre hasta noviembre, dirigido a jóvenes y adultxs con o sin experiencia en artes
Más info: 261 6665043