Las favoritas: “Mad Men”, “Girls” y “The Sopranos”

Por Gloria Kreiman

 

Me di cuenta de que tres de mis series favoritas transcurren en mi ciudad favorita: “Mad Men”, “Girls” y “The Sopranos”. La ciudad: obviamente, Nueva York.

Podría escribir horas sobre estas series, pero esto no es para eso, así que voy a destacar lo que más me gustó de cada una, o lo que son para mí sus principales méritos.

Empezamos por “Mad Men”, que es la historia de un publicista y su entorno afectivo y laboral entre 1960 y 1970. Es una obra maestra. Una serie perfecta, minuciosa, en la que parece que no pasa nada pero en realidad está pasando la historia de lo que es hoy el mundo occidental en cuanto al consumismo, la ambición, la doble moral, el machismo; con Manhattan como epicentro lógico de todo eso.

madmen1

 

Seguimos con “Girls”, que narra la vida de cuatro amigas que viven en Brooklyn, y que tiene dos grandes virtudes: por un lado, su irreverencia ante cuestiones que suelen ser exageradamente santificadas, como la familia, la amistad y las parejas. Y por otro, muestra cuerpos y comportamientos que no estamos acostumbrados a ver en las pantallas, se desprende de muchísimos cánones estéticos en este sentido. Eso la vuelve, creo, una serie supernecesaria artística y políticamente.

 

girls1

 

Y finalmente “The Sopranos”, sobre un jefe de la mafia de Nueva Jersey, sus vaivenes psicológicos, su entorno. Para mí es otra obra maestra, de la que siempre digo que su principal mérito es atrapar y sostenerse desde el principio y hasta el final con personajes absolutamente despreciables, con los que -por lo menos yo- no empaticé nunca. Y, sin dudas, también la actuación del protagonista James Gandolfini: histórica.

 

sopranos1