Cómo se verá el cielo de julio

Por Jaime García
Instituto Copérnico

Se nos viene un mes con mucha actividad en el cielo nocturno. Este julio de 2021 tendrá conjunciones entre planetas, entre estrellas y planetas, y tres lluvias de meteoros, además de las delicias para las noches oscuras.

Todo comienza en los crepúsculos matinales del 4 y 5 de julio, cuando el esquivo planeta Mercurio se presenta próximo al horizonte por el noreste.

El 9 de julio, junto con la conmemoración de nuestra independencia, se produce la Luna nueva, a las 22:18, y tendremos la noche oscura del mes. Unos días antes y después será nuestra oportunidad para apreciar el cielo invernal.

cielojulio1El cielo de julio hacia el sudeste al comienzo de la noche, destacan, bien alta la Cruz del Sur y los Punteros

Este mes vamos a recorrer la zona por debajo de los Punteros Alfa y Beta de Centaurus hacia Scorpius, región del cielo repleta de cúmulos galácticos o abiertos, aglomerados de centenares de estrellas.

Esa zona representa el encuentro de tres constelaciones: Norma (la regla), Ara (el altar) y Scorpius ( el escorpión). No son fáciles de diferenciar entre la gran cantidad de estrellas de la Vía Láctea austral, por eso es bueno ampliar para encontrar detalles.

cielojulio2La constelación de Norma y partes de las constelaciones de Scorpius y Ara

Con unos binoculares 7×50 se podrán apreciar los cúmulos señalados en la imagen, pero con un pequeño telescopio, digamos de 70 u 80 mm de apertura, ya se aprecian las estrellas que los componen. Los más notables de esta parte del cielo son NGC 6067 y 6167, pero no le van en zaga NGC 6231 y 6124. Ya NGC 6087 y 6134 son algo menos notables.

cielojulio3Los cúmulos galácticos mencionados en el texto se ven a través del telescopio

Tenemos un bonus, la estrella doble épsilon (𝝴) Normae, un par de estrellas azules de brillos dispares que se pueden resolver con un telescopio de 114mm a 60 aumentos.

cielojulio4La estrella doble 𝝴 Normae de componentes azules de brillos dispares

La noche del 13 de julio tendremos una bella conjunción entre los planetas Venus y Marte. Durante el crepúsculo vespertino y comienzo de la noche, próximos al horizonte oeste, los separarán tan solo 30’, equivalente al diámetro de la Luna llena.

En cambio, la noche del 21 de julio, Venus pasará próximo a la estrella Regulus (alfa de Leo). A las 19, los separará algo más de 1°, estando próximos al horizonte oeste. Y lo mismo ocurrirá con el planeta Marte pero la noche del 29 de julio ya que estará en conjunción con la misma brillante estrella Regulus, al anochecer, cerca del horizonte oeste, cuando los separarán unos 38’, algo más que el diámetro de la Luna llena.

Ya la noche del 24 de julio, a partir de las 21h, la Luna casi llena (el cambio de fase se produce el 23 a las 23:38) se encontrará alineada con Saturno y Júpiter, hacia el este. En los dos días siguientes pasará junto a cada uno de ellos, por el norte.

Nos quedan las lluvias de meteoros. La noche del 27 al 28 de julio, tendrán su máximo las Piscis Austrínidas (183 PAU) que están activas entre el 15/7 y el 10/8 con radiante en la constelación del Pez Austral. Tres noches después, del 30 al 31 de julio, se presentarán las Delta Acuáridas del Sur (005 SDA), que están activas entre el 12/7 y el 23/8, con radiante en la constelación de Aquarius, el aguador. Este año, la Luna en cuarto menguante complica esta lluvia, por lo que se debe observar antes de la medianoche. Lo mismo vale para las Alfa Capricórnidas (001 CAP), esa misma noche. Esta lluvia está activa entre el 3/7 y el 15/8 y radiante en la constelación de Capricornus.

Espero disfruten del cielo nocturno invernal, bien arropados para no pasar frío.