La comunicadora Gloria Kreiman expone su visión particular sobre el cine

Por Mayrin Moreno Macías

MAGNOLIALLUVIADERANAS

Si lo piensa más, seguro Gloria Kreiman cambiaría la elección. Pero hace dos semanas sus escenas muy muy favoritas que le vinieron a la cabeza y sin ganas de spoilear son: las ranas de “Magnolia” (de Paul Thomas Anderson), el final de “Retrato de una mujer en llamas” (de Céline Sciamma), dos de las escenas en autos de “Parásitos” (de Bong Joon-ho) y “Antes del atardecer” (de Richard Linklater), y la de la biblioteca de “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos” (de Michel Gondry). También mencionó sus cinco películas muy muy favoritas: “Zama” (de Lucrecia Martel), “Tabú” (de Miguel Gomes), “Cabaret” (de Bob Fosse), “Parásitos” (de Bong Joon-ho) y “La Patota” (de Santiago Mitre); y sus series muy muy favoritas: “Mad Men”, “The Sopranos”, “Girls”, “Succession” y “The Office”.

Gloria es licenciada en Comunicación Social y diplomada en Políticas Culturales para el Desarrollo Local por la Universidad Nacional de Córdoba. También hizo un postgrado en Gestión Cultural y Comunicación de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, ha colaborado en diferentes medios gráficos, televisivos y radiales, y además es la creadora de @una.vision.particular, una cuenta de Instagram en la que recomienda qué ver para no perder el tiempo cuando nos sentamos frente a una pantalla. Ella se sumará a Revista Kilómetro Cero con una nueva sección.

Creó esta cuenta por dos motivos: sus columnas de radio una vez que salían al aire se perdían en cierta forma, así que quiso dejar plasmado y organizado en algún lugar ese trabajo. La segunda razón fue que le pareció que quizás había gente a la que le podía interesar leerlas. “A veces algunas personas me piden recomendaciones sobre qué ver y hay tanta oferta de series y películas que, creo, puede servir un filtro, una selección, un trabajo de ‘curaduría’ por fuera del que hacen los algoritmos. A mí, al menos, me resulta necesario. De hecho, a la mayoría de las películas o series sobre las que hablo o escribo llego por ese camino, porque alguien con quien comparto gusto y criterio las recomienda. Entonces fue también por eso. Tenía textos ya escritos y una sospecha de que podían generar algún interés, y lo armé. La verdad es que no me preocupo demasiado por el crecimiento de la cuenta, pero sí por dar respuesta a cada diálogo que se genera ahí. Me gusta hacerlo, más allá de los likes y seguidores. Dejo la obsesión por los resultados para otros trabajos en donde sí es necesario u obligatorio”.

PARASITOSESCENATAXI

―¿En qué basas tu búsqueda? ¿Apuntas a un género en especial? ¿Odias alguno? ¿Haces una investigación previa?

―En general hablo o escribo sobre lo que me gusta. Pocas veces lo hago sobre lo que no. Me motiva más. Las críticas negativas son fáciles, catárticas y además útiles, porque así como está bueno que nos recomienden qué ver, también está bueno saber con qué es mejor no perder el tiempo que podría usarse para ver algo que nos guste. Pero me llevo mejor con recomendar lo que me parece interesante, porque además me gusta la idea de que alguien vea algo lindo y de calidad gracias a eso. Y sobre lo que me parece bueno, no tengo ningún parámetro en particular. No apunto a géneros específicos, ni descarto ninguno. Sí suelo sentirme más atraída por películas y series que -más allá de la sinopsis o los recursos de producción- tengan contenido, identidad propia, algo para decir o mostrar desde una óptica personal de los realizadores. No me gustan las producciones hechas solamente con fines comerciales o para generar enganche y querer ver más. Puede haber cosas buenas dentro de esto, pero son excepcionales, y en general este tipo de cosas no ofrece, para mí, mucho más. Me fijo mucho en las atmósferas, los diálogos, las actuaciones, la construcción de personajes, la fotografía y la banda sonora, y en la posición política que se toma a partir de decisiones sobre esto. Hago investigaciones previas, sí. Tanto en la radio como en Instagram tengo limitaciones de tiempo o de espacio, entonces una gran parte del trabajo tiene que ver con resumir, sintetizar y encontrar los puntos más trascendentes y atractivos sobre la película o serie en cuestión. Y para eso tengo que buscar algunos datos, porque quizás lo interesante en algunos casos no es mi percepción sino cuándo o cómo se rodó, o qué otras cosas hizo el director o la directora, o si en breve estrena una nueva producción. Y en esas búsquedas, muchas veces, cambio de opinión o formo nuevas perspectivas sobre lo que vi.

Extrañar

Al principio de la pandemia Gloria dio un giro a la forma de conectarse con las cosas que más le gustan. Vio algunas obras de teatro y de danza de manera virtual y no fue lo mismo. Así que se dedicó a ver películas y series de las plataformas de streaming más conocidas y leer libros. “Extraño mucho ir al cine, al teatro, a ver obras de danza, recitales, ir a museos; conocer ciudades, paisajes y gente; probar comidas.

La experiencia de la presencialidad, para mí, no se suplanta verdaderamente con nada. Y a veces tengo miedo de que, entre los obstáculos que pone el contexto para la producción artística y el sobreacostumbramiento a la virtualidad, haya cosas que nunca vuelvan. Ojalá me equivoque.