“Clavícula”, de Marta Sanz

Por Naz
@lecturamalandra

Un día Leila Guerriero escribió una reseña de Clavícula que describía a su autora como “tierna y feroz, rabiosa, sublevada y esclava, pirómana de la compasión ajena, impúdica”. ⁠

Por esas semanas me encontraba en México, con el trauma de la muerte después de los terremotos de septiembre y la ansiedad de la separación de RW, así que mi amiga Geo decidió invitarme a la Feria del Libro de Guadalajara.⁠

Nos fuimos como Thelma y Louise desde Ciudad de México y cuando llegamos, vi que en el programa de ruedas de prensa estaba Marta Sanz. Interpreté el asunto como una señal y fui corriendo a comprar el libro. Lo leí esa misma noche.⁠

Lloré, me reí, me alivié. En esas páginas, llenas de una angustia que no termina de conseguir un nombre, pude acodar por fin las ansias que me pesaban sobre los hombros. ⁠

Porque no solo es un libro sobre el dolor, las pastillas, el capital, la convivencia, la pareja, la entrada a la no-juventud, la indolencia de cierta mirada masculina. No. Es un libro sobre la búsqueda de porqués. Y por eso lo hice mío palabra por palabra.⁠

Al día siguiente me fui corriendo a la conferencia de ella. La escuché y supe que había encontrado otra brújula personal. Pregunté alguna estupidez, ella fue generosa. Y después le pedí que firmara mi libro, ya ajado por mi lectura frenética. ⁠

Desde esa primera vez, la he “perseguido” en otros escenarios y ciudades. La ocasión más reciente fue gracias a Mónica, un gran amor de RW y la madre de su hijo.⁠

Cuando Mónica (que es una gran escritora venezolana y una mujer increíble) y yo nos conocimos, lo primero que hice fue recomendarle Clavícula. Fue mi manera de quebrar el recelo inicial porque intuí que le iba a encantar. ¡Y funcionó! ⁠

Ahora ella y yo amamos a @msanzpastor7 y, en honor a ese afecto, escribo este post de agradecimiento. Es un increíble engranaje de mujeres que al cabo de casi tres años, se cierra en torno a un libro. Por eso y más, digo: ¡salud!

#tbt#escritoras#mujeresqueescriben#literaturaespañola

#martasanz#clavícula#reseñasdelibros#lecturamalandra