Ejercita tu cerebro y tu cuerpo con peso libre

Por Msc. Miriam Macías
Especialista en terapias naturales

El ejercicio con peso libre es un movimiento funcional que se hace con una sobrecarga. Se realiza con mancuernas o pesas pequeñas, barras, discos, pesas rusas, balones medicinales y bandas de resistencia.

José María Santarem, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo, afirma que  “investigaciones realizadas por universidades en los Estados Unidos probaron que los ejercicios con peso, bien orientados, brindan muchos beneficios a todo el mundo, desde adolescentes hasta personas de más de 90 años”.

El ejercicio con peso libre contribuye a moldear el cuerpo, el tejido adiposo o graso se reduce, permitiendo que los brazos se tornen consistentes y fuertes, el abdomen  plano, los muslos llenos y contorneados y que la espalda recobre su mejor postura.  ¿De qué forma actúa? El ejercicio con peso reduce las enzimas que destruyen las proteínas del mismo músculo. Sin embargo, en el proceso de recuperación, el músculo tiende a compensar el desgaste, aumentando el volumen del tejido.

Al aumentar el volumen del músculo también aumenta la fuerza.  La misma va a depender de la capacidad que tiene el cerebro de movilizar las fibras musculares, con el fin de que se pueda levantar un peso determinado.  En consecuencia, al entrenar con peso, se ejercitará tanto el cuerpo como el cerebro.

Cuando la persona fortalece los músculos mejora la salud cardiaca.  El ejercicio con peso entrena al corazón para esfuerzos intensos.  Asimismo, reduce la probabilidad de que aparezcan factores de riesgo cardiovascular tales como la hipertensión arterial, taquicardia y colesterol elevado.

La práctica del ejercicio con peso contribuye a que el cuerpo adquiera mayor destreza y agilidad.  El trabajo muscular favorece la elasticidad, desarrolla mejor las funciones de las articulaciones y estimula la producción de células óseas. El entrenador debe sugerir una rutina adecuada según la talla, peso y resistencia de la persona.

Las personas pierden el 10% de su masa muscular entre los 25 y 50 años y el 30% entre los 50 y 80.  Lo recomendable es que se ganen músculos desde temprana edad. Estudios realizados en personas de edad avanzada, demostraron que la pérdida de masa muscular es menor cuando se practica el ejercicio con peso.  Además,  debido a que los músculos son los que sostienen los huesos, se mejora la postura de la columna vertebral, evitando que la persona se encorve con el paso del tiempo.

Al reemplazar el tejido adiposo por músculo, la piel adquiere mayor firmeza, evitando problemas de flacidez, estrías y celulitis, lo que aumentará la autoestima y la autoconfianza.

ejercicioconpeso5