“Los once de la tribu”, de Juan Villoro

Por Naz
@lecturamalandra

2017 fue un año intenso. Fue la primera vez que viví fuera de Venezuela, que pensé que podía morir bajo los escombros de un terremoto, que sentí miedo de salir a tomar un café y que aprendí a recorrer una ciudad en bicicleta. También fue el año en que coincidí muchas veces con Juan Villoro.

Cronista amoroso, periodista de masa lenta y con un aura que lo eclipsa todo, Villoro figura entre los autores que me hacen creer en la absoluta ineficacia del cinismo.

Aunque había leído ‘Los once de la tribu’ en un ejemplar pirateado en Caracas, ese año fui a la feria del libro del Zócalo y me lo regalaron. A mí y a miles más. Semanas más tarde, me encontré a Villoro en una conferencia post-terremoto y le pedí una firma. No suelo cazar autógrafos, pero después del temblor del 19S empecé a sentir una ansiedad por conservar recuerdos de todas las maneras posibles, como si quisiera dejar una constancia inútil de mí misma en ese tiempo.

Se me pasó la angustia, pero la firma quedó. Así como este libro, que es sobre el fútbol y el amor, sobre el fracaso y la volatilidad de una victoria, sobre sentimientos colectivos y soledades atronadoras, o lo que es lo mismo: es un libro sobre cosas que importan.