VETERANOS | Jorge Martínez: “La gesta de Malvinas debe recordarse los 365 días del año”

Fotos: Mayrin Moreno Macías y Bautista Franco

malvinas (13)

No hablamos sobre la guerra. Es una palabra chica que encierra un montón de barbaridades. Por eso tratamos de inculcar aquellos valores patrios que se han perdido a través de charlas en los colegios, a los cadetes de policía y penitenciarios, y en distintas asociaciones.

Mi nombre es Jorge Raúl Martínez. En 1982 fui soldado conscripto de infantería marina batallón 1. Tuve participación en el operativo Rosario, en el desembarco de las Islas Malvinas. Para ese momento tenía 18 años. Me considero un privilegiado de haber sido elegido para este pedazo de la historia. Tuve que crecer muy de golpe ante una situación límite, que era desconocida para muchos. Dejabas los juegos de lado para cumplir con el servicio militar obligatorio. Al tener ese cambio, de civil a militar, se te da vuelta la vida. Empezabas a valorar a tu familia, a tu patria. Para esa época la incertidumbre se hacía grande. No sabías si ibas a volver. No sabías qué te iba a pasar mañana. Enfrentamientos, bajas, heridos. El regreso no fue muy distinto, fue doloroso, no había espacio para los Veteranos, nos costó mucho, porque en nuestro documento figuraba que habíamos estado en Malvinas, para un empleador éramos los loquitos de la guerra.

Hoy vivimos momentos difíciles. Llevamos 39 años de olvido. Ha sido una lucha constante seguir malvinizando. Cada gobierno de turno, cada político, ha hecho lo contrario. Tenemos la ventaja de que todavía hay Veteranos con vida, pero también tenemos la amargura de que muchos han fallecido, tienen cáncer o sufren ACV. Ese es el común denominador de los Veteranos. Seguimos siendo ninguneados, falseados, los políticos no reconocen el sacrificio y la lucha que llevamos constantemente, así que yo atino y siempre lo voy a decir: Mendoza es una de las provincias que peor tiene a sus Veteranos en lo económico y en lo social. La obra social que tenemos no cubre las enfermedades nuestras, nunca hemos tenido un tratamiento psicológico, psiquiátrico, eso nos ha llevado a tener distintas caídas, día a día sufrimos algo distinto, no nos levantamos del mismo modo.

Siempre se acuerdan el 2 de abril, pero la gesta de Malvinas debe recordarse los 365 días del año. Los Veteranos están en cada provincia y en cada departamento del país, y tenemos que respetarlos, acompañarlos, escucharlos y tomar eso como un ejemplo para las futuras generaciones, y no recuperar Malvinas como lo fuimos a hacer nosotros, sino a través del diálogo, y esa es la gran esperanza y la ilusión de que nuestra celeste y blanca vuelva a flamear en nuestras islas.

En julio cumpliré 60 años. Aún me siento joven. Agradezco pertenecer a un centro integrado por Veteranos, el CEVEMA, porque ellos, al verme afligido, ya saben cómo hablarme y tratarme. Es una herida que no cierra. Nosotros trabajamos cada día para seguir llevando la palabra Malvinas. No podemos permitir que eso se olvide. Cuando me hice cargo de CEVEMA, uno de los objetivos principales fue que mi pueblo sanrafaelino conociera a sus héroes. Actualmente somos 26. Vinimos con la misión de transmitir el heroísmo de aquellos que no pudieron volver. Queremos que no olviden que Argentina tiene héroes, que San Rafael tiene héroes y que la llama de Malvinas debe seguir encendida por siempre.

malvinas (10)