LA BUENA VIDA | La limpieza, el orden y la iluminación favorecen la armonía y el buen humor

Por Msc. Miriam Macías
Especialista en terapias naturales

La aplicación del arte del Feng Shui en el lugar de trabajo es muy importante, ya que allí se pasa gran parte del tiempo, y, por consiguiente, gran parte de la vida.  El lugar donde  se ejerce la actividad laboral, está impregnado de energías capaces de interactuar entre sí, afectando positiva o negativamente la salud y el bienestar de las personas.

De hecho, resulta fundamental mantener y estimular la armonía entre colegas, así como también la determinación en la conclusión de negocios, el espíritu de emprendimiento, la creatividad y la buena comunicación entre los distintos interlocutores, para que el trabajo se más eficiente y productivo.

Una oficina o despacho, debería estar ubicado en lugares tranquilos. Sería ideal una calle en proximidad de un cruce muy transitado o en la planta superior de un edificio con tiendas a la altura de la calle.  La energía presente en un cruce, es muy positiva para lugares de trabajo que se basan en la afluencia de clientela.

Una buena disposición de los espacios en el interior de una oficina, es básica para la armonía.  Es necesario considerar la dimensión, la decoración, la distribución del mobiliario.  La entrada debe ser amplia o dar la sensación de amplitud, colocando una pared de espejos, de forma lateral, nunca de frente.

La posición del escritorio puede influir en el rendimiento del trabajo; la colocación ideal es en el ángulo diagonal en oposición a la puerta, de modo que la espalda esté protegida y, tanto la puerta como la ventana, puedan ser vistas.  Sentarse con una ventana atrás, no es aconsejable, ya que da la desagradable sensación de no tener ningún soporte.  Si se desea aumentar la sensación de solidez, se recomienda colgar en la pared detrás del escritorio, un cuadro o fotografía con un paisaje de montañas.  Además, la forma de la mesa puede ser determinante: formas redondeadas, de semicírculo y ovaladas favorecen la creatividad y, por lo tanto, son indicadas para actividades en las cuales se desarrollen nuevas ideas; mesas con formas lineales son adecuadas para trabajos formales, reflexivos y analíticos.

Por medio de la disposición de los objetos en el escritorio es posible hacer prosperar un lugar y hacer más placentero y armónico el trabajo realizado.  Para poder trabajar concentrados, el escritorio no debe estar sobrecargado con papeles y objetos. Hay que tener en cuenta que: las flores que dan hacia el este atraen la buena suerte económica; un adorno rojo ubicado al sur favorecerá la carrera;  la computadora ubicada hacia el oeste refuerza la capacidad de soportar presiones; el pisapapeles o un portabolígrafos de cristal ubicado hacia el suroeste favorece las relaciones armoniosas. Las bibliotecas deben mantenerse cerradas. La limpieza, el orden y la iluminación favorecen la armonía y el buen humor entre colegas.

fengshuitrabajo2