El ciclo experimental “FEELM” recibe a Edgar y Melisa Escoriza

Una noche de cielo despejado Antonio Dagata se acercó al bar oculto El Duende. Le gustó el lugar y le propuso al dueño hacer “algo”. No tenía clara la idea, sin embargo, se marchó a su casa con las neuronas a mil. Por muchos años vivió en Buenos Aires y se dedicaba a la producción de eventos conceptuales. “Tenía muchas ganas de revivir eso que tanto disfruto. Quería romper con lo que veía en San Rafael, hacer algo nuevo y dinámico”, dice Antonio.

Así nació “FEELM”, un ciclo de experimentación conceptual que se realiza cada domingo en Mitre 372. Es un espacio que busca despertar todos los sentidos por medio de un cruce multidisciplinar creativo y artístico. Antonio explica que por eso le colocó (feel) que traduce sentir y agregó la “m” al final porque la idea principal es que sea un ciclo de cine. “O sea, ‘feelm’ con las dos ‘ee’ formando una ‘i’ de ‘film’, es decir, película”.

Este domingo 22 de noviembre, Día del Músico, será su 6ª edición con un acústico imperdible de Edgar y Melisa Escoriza. “Lo lindo es el desafío de invitar y dar espacio a la mayoría de artistas que podamos para que disfruten y puedan expresarse con total libertad. Es la mejor manera de trabajar”, dice.

Antonio recuerda que la primera noche proyectaron la peli coreana “Old Boy”. Ese día recibieron mucha gente y el estímulo para continuar. También se dio cuenta de que una peli era muy larga y empezaron a pasar cortos japoneses. La idea central de la propuesta es alimentar los sentidos con cine, música, las obras de algún artista o con intervenciones de 30 o 40 minutos, de body paint, circo, teatro.

Todo lo recaudado en el evento es para pagar costos de sonido y a cada artista que participa.