LA CRECIENTE | Mi miedo

Por La Creciente

Cuentan los mirones del futuro que pronto no está el alba,
está más allá,
años de la alegre melodía, la guitarra y el vino.

Mientras tanto, en estos tiempos
de Creciente detenida por el pare-don,
podés quedarte en casa,
siendo vivido/a por una pantallita.

Sabemos por los Antiguos de estas Tierras
que espejitos de colores no han saciado nunca
el anhelo de la Libertad.

Mientras Ella nos espera en el futuro,
desde la Creciente les convidaremos
semana a semana, cada sábado,
bocadillos de alimento inmaterial.

Esperamos ser jugosa nutrición
que invite a mover la voluntad.